Just another photo weblog.

Temperatura de color

Temperatura de color

La temperatura del color es uno de los parámetros que mas afecta a la exposición, esta se define como el valor (longitud de onda) o dominante de una fuente de luz dentro del espectro lumínico, y se expresa en “kelvin” (que no grados Kelvin) por ser esta una medida relativa y no una que expresa un valor de temperatura.

Básicamente y dejando a un lado muchos detalles y cálculos, la temperatura del color es el método por el que se expresa el color de la luz que emite una fuente luminosa, teniendo en cuenta su calidad y no su cantidad, permitiendo compensar el valor del blanco independientemente de la fuente de luz existente, de modo que, cuanto más cálida sea la luz (amarillo-rojo) más baja será la temperatura de color y cuanto más fría (azul), sera más alta la temperatura de color.

Existen dos formas de controlar manualmente este parámetro en nuestras cámaras, uno es el ajuste de la temperatura del color que encontraremos en el menú y el otro, mas accesible por su rapidez, es el Balance de Blancos que calculara aproximadamente el valor del “blanco” con la luz existente.

Las modernas cámaras utilizadas hoy en día, cuenta con la posibilidad de determinar casi siempre la temperatura de color o la dominante de color existente en la escena (balance de blancos), corrigiendo automáticamente los valores de este parámetro para equilibrar y utilizar la temperatura adecuada dando como resultado imágenes equilibradas y técnicamente correctas a simple vista.

Si bien es cierto que este automatismo suele funcionar en la mayoría de los casos, también es cierto que en alguna ocasión en condiciones complicadas de iluminación o combinación de iluminaciones suele fallar, algo normal si evaluamos la forma en que nuestra cámaras evalúan las escenas y determinan la temperatura de color correcta, (nuestra cámara mide y compara nuestra escena con otras escenas que se encuentran dentro de un banco de imágenes interno y a través de un complicado proceso de cálculos y algoritmos determinan por aproximación la escena o temperatura que mas se asemeja) dando a este automatismo un margen de error que dependiendo de la marca y modelo de nuestra cámara será mayor o menor.

Teniendo en cuenta estas premisas y la relevada importancia que tendrá el ajuste de este parámetro en el resultado final de nuestras imágenes, sin duda, lo mejor es manipular manualmente este parámetro y compensar según nuestro criterio los valores y dominantes que afectan a la escena, algo que nos dará mejores resultados si comprendemos la teoría de “Kelvin” y la utilizamos correctamente, sin hablar del echo de controlar la iluminación de la escena por completo.

Tiendabuy

En este sentido, es importante destacar la facilidad que confiere el trabajar con archivos RAW de los cuales ya hemos hablado en mas de una ocasión en este Blog, debido a que estos nos permitirá el ajuste fino de este valor “temperatura de el color” en el proceso de pos-producción sin que interfiera o deteriore la imagen, lo que confiere resultados mas ajustados y reales.

Gelmert Finol.

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s