Just another photo weblog.

El formato RAW – La exposición correcta.

Formato RAW – La exposición correcta.

El formato RAW es el formato de archivo digital de imagen que contiene la totalidad de los datos de la imagen tal y como han sido captada por el sensor digital de la cámara fotográfica, debido a que contiene la totalidad de los datos de la imagen captada por la cámara y una amplia profundidad del color (por lo general 36 a 48 bits/pixel), sus ficheros tienen un tamaño de archivo bastante grande y sin compresión.

Es importante aclarar que el formato RAW no esta pensado para “salvar” fotografiás, aunque bien es cierto, que el trabajar en este formato nos permitirá recuperar información con mas seguridad en una fotografía mal expuesta debido a la información de la imagen con la que contamos.

Teniendo en cuenta la anterior aclaración, debemos ser precisos en la medición general de la toma, para evitar problemas en el post-procesado de la imagen, o “salvar la imagen”, toda imagen que debamos sobre exponer o sub exponer en un rango de 1 punto (+1/-1) tendrá un problema de exposicion heredado del momento de la toma.

Al sobre exponer la imagen en el post proceso, por encima de un punto (+1), veremos que empiezan a aparecer los primeros inconvenientes, en muchos casos en forma de ruido digital en las zonas oscuras o de sombras, incluso en los cambios de contraste, etc., fundamentalmente porque no tenemos en cuenta una de las premisas básicas de la fotografía digital y es que las cámaras digitales no “aprovechan” igual la luz que las cámaras analógicas de películas químicas.

En una cámara analógica la medición de la luz se basa fundamentalmente en no perder el detalle de las sombras, ya que es hay donde el grano del “ISO”, (el equivalente al ruido digital) aparece con mayor frecuencia, y que es donde reside la mayor cantidad de información tonal de la imagen, en una cámara digital este fenómeno es el inverso, debido ha que es en altas luces es donde reside la mayor cantidad de información tonal.

Esta diferencia entre la ubicación de la mayor cantidad de información tonal de la imagen dependiendo del sistema utilizado “analógico o digital” es uno de los factores a tener en cuenta a la hora de valorar la “exposición correcta” de una fotografiá, es importante tener en cuenta que las actuales cámaras SLR digitales cuentan con el mismo sistema de medición que las antiguas cámaras analógicas, por ello es necesario al trabajar en el formato RAW el compensar la exposición para lograr resultados óptimos.

Medición Evacuativa o Matricial

Al utilizar una medición evaluativa o matricial, este fenómeno se manifiesta de forma evidente, en fotografías poco contrastadas o muy contrastadas, y por el contrario en las fotografías donde el contraste es medio (zonas de sombras y luces compensadas). En este caso la medición obtenida provocara los siguientes efectos:

Alto contraste:

Cuando existe una fuente de luz alta intensa, aunque no ocupe la mayor parte del área de la imagen, lo que provocara una clara tendencia a subexponer la toma para no “quemar” las zonas de luces altas, que es donde recoge mayor información el sensor de las digital.

En algunos casos ese ajuste es el correcto pero como hemos comprobado no siempre es el acertado ya que nos da como resultado imágenes claramente subexpuestas.

Bajo contraste:

Si por el contrario la medición detecta que existen zonas muy oscuras, esta tendrá tendencia a sobre exponer la toma, dando lugar a imágenes “quemadas” sobre expuestas.

Por lo general sólo en aquellas situaciones en las que la toma coincida con el rango dinámico de nuestra cámara la medición será correcta y no tendremos que compensar la exposición.

Este analizáis indica que al trabajar en formato RAW las cámaras digitales tienden a sobreexponer cuando hay poco contraste y sub exponer cuando hay mucho contraste, poniendo de manifiesto un mayor aprovechamiento de las zonas de altas luces.

La información derivada del comportamiento de un archivo RAW según su información tonal se desengrosara de esta forma, RAW de 12 bits: 2.048 tonos – Luces más altas (Primer paso de diafragma, más alto), 1.024 tonos – Zonas de luz (segundo paso de diafragma), 512 tonos – Medios (tercer paso de diafragma), 256 tonos – Zonas de sombra (cuarto paso de diafragma), 128 tonos – Sombras más oscuras (quinto paso de diafragma).

Una de las herramientas utilizadas para evaluar estos datos en el momento de la captura es el “Histograma” puesto que este, indica el reparto de la información en el rango dinámico de nuestra imagen, procurando que la información se distribuya de forma uniforme en dicho “Histograma”, esto indicara que existe información en la zona de altas luces, es decir en el primer diafragma.

Al utilizar la medición evaluativa o matricial resulta más complicado aplicar este consejo, ya que deberemos calcular mentalmente si la imagen a captar es muy contrastada o poco contrastada, Como ejemplo, si hacemos un paisaje a pleno día, con el sol a nuestra espalda la toma será poco contrastada, ya que el sol estará iluminando los arboles y el cielo, y la medición de la cámara tendrá una clara tendencia a sub exponer para evitar quemar el cielo, con lo que tendremos como resultado una toma subexpuesta, así que para evitar este efecto tendremos que compensar la exposición en un rango de +1 a +2 de sobre exposición.

Si la toma es muy contrastada, por ejemplo una ciudad, donde los edificios reciben sombras y luces, la tendencia de la medición será sobre exponer para no perder información en las sombras, con lo que las zonas de luces se quemaran demasiado, así que para evitarlo deberemos compensar la exposición sub exponiendo la toma entre -1 y -2 de sub exposición.

Medición Puntual:

Esta forma de medición es la mas precisa, al no ser una evaluación del entorno, si no una medición basada en nuestra observación de la escena, con lo cual la medición se realiza en un fragmento de ella, aunque también se ha de tener en cuenta pequeñas compensaciones de exposición para obtener una exposición correcta.

Para obtener una exposición correcta con esta medición, esta deberá basarse en las zonas de altas luces, sobre exponiendo entre +1 y +2 para evitar que la cámara tenga tendencia a subexponer por exceso de luz debido a que el calculo se realiza como si toda la escena contara con este valor de luminosidad.

Por ultimo, es importante tener en cuenta que estos valores de sobre exposición y sub exposición son aplicables en la mayoría de las escenas realizadas en formato RAW, pero no deben tomarse como una técnica inapelable de medición y compensación de exposiciones, el logro de una exposición correcta es fruto de la evaluación y el calculo de la iluminación de cada escena por individual, y ningún método en este sentido es infalible.

Gelmert Finol.


Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s